sábado, 16 de enero de 2021

CENTENARIO DEL GENERAL TOMÁS PALLÁS SIERRA


 Hoy sábado 16 de enero, los legionarios paracaidistas deberíamos recordar que se cumplen 100 años del nacimiento del General Pallás Sierra, fundador de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra y creo que se merece que reseñe algo de su vida ejemplar.

A lo largo de su vida fue un ejemplo de un auténtico caballero, campechano, cordial y siempre dispuesto a servir a sus semejantes sin distinción de categorías. Un ejemplo de nuestro “estilo paracaidista”

Había nacido en la preciosa ciudad de Jaca (Huesca) en 1921, siendo hijo del teniente coronel Tomás Pallás Sarasa y de Rosa Sierra Aviño. La guerra civil le pilló con apenas 15 años e ingresó inicialmente en el Batallón de Voluntarios de Jaca el 27 de julio de 1936, pasando por diferentes unidades en varios frentes, y finalizó la contienda siendo Alferez provisional, una vez superado el curso correspondiente en la Academia de Alféreces Provisionales de Infantería de Pamplona.

Es digno mencionar su heroica actuación cuando, estando en el frente de Huesca en junio de 1937, destinado en el empleo de cabo de infantería en la Compañía de Esquiadores del 5.º Cuerpo de Ejército, pudo demostrar sus excelentes condiciones y valores militares ya que fue merecedor de la concesión de una Medalla Militar Individual al presentarse voluntario para llevar medicamentos a un herido en una posición cercada en Yebra de Basa (Huesca). Además obtuvo dos Cruces del Mérito Militar con distintivo Rojo.

Su primer destino tras obtener el empleo de teniente de Infantería en la Academia de Zaragoza, en 1941, fue el Grupo de Tiradores de IFNI, donde comenzó su relación con África. En 1942 ascendió a capitán, pasando a mandar la Compañía de Ametralladoras del 3º Tabor. Al año siguiente pasa destinado al 6º Tabor de Tiradores en GUINEA, que abandona en 1945 para pasar a la Escuela Militar de Montaña, de la que se le considera uno de los fundadores. Sus siguientes destinos, ya como comandante, fueron el Batallón de Montaña Galicia nº 10, el Regimiento de Cazadores de Montaña n.º 4 y, en 1951, jefe de la 5ª Bandera del Tercio “Duque de Alba”, II de La Legión.

En octubre de 1953, teniendo en cuenta su experiencia en unidades de montaña y en la Legión, fue seleccionado para ocupar la vacante de jefe de la I Bandera Paracaidista del Ejército, por lo que se le considera el FUNDADOR de las unidades paracaidistas del Ejército de Tierra. El 11 de enero de 1954 hicieron su presentación el comandante Pallás y los primeros oficiales y suboficiales seleccionados para la Bandera, junto a 153 clases de tropa en la Escuela Militar de Paracaidismo, situada en la localidad murciana de Alcantarilla, para realizar el primer curso de paracaidismo del Ejército de Tierra.

El 23 de febrero, desde un Junkers JU-52 y un Savoia S-81, tuvo lugar el primer salto de las fuerzas de la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra. Esta fecha se considera como la de la fundación de la actual Brigada Paracaidista. En octubre de 1955 se creó la II Bandera Paracaidista y, con ella, la Agrupación de Banderas Paracaidistas del Ejército. En diciembre del mismo año fue destinado como jefe de la misma el teniente coronel Crespo del Castillo, con lo que el comandante Pallás quedó relegado al cargo de jefe de la II Bandera.

Participó en la guerra de IFNI y, ya prácticamente pacificado el territorio, en febrero de 1958 cesó como jefe de la I Bandera, pasando destinado como ayudante de campo del general Ramírez de Cartagena, subinspector de la Legión.

En 1959 cesó en la subinspección para realizar el curso de Estado Mayor, durante el cual, en 1961, ascendió a teniente coronel, empleo en el que ocupó destinos en la ya citada subinspección, Agrupación de Banderas Paracaidistas, Estado Mayor Central y Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN).

En 1971 ascendió a coronel, pasando destinado al Centro de Formación y Actualización de Mandos Superiores y Jefatura de Tropas de Canarias. En 1973, como consecuencia de un salto realizado en la localidad francesa de Pau, con cuyos paracaidistas se sentía hermanado, el coronel Pallás sufrió una gravísima lesión en la columna vertebral, que le impidió volver a saltar en paracaídas y le apartó del posible mando futuro de la unidad que fundó. En 1975 fue designado jefe del Tercio “Alejandro Farnesio”, IV de la Legión, con el que debió acatar las órdenes de abandono del Sahara a principios de 1976. Ese mismo año recibió el mando del Tercio “Don Juan de Austria”, III de la Legión.

En 1978 ascendió a general de brigada, siendo nombrado subinspector de la Legión, cargo que continuó ocupando tras su ascenso a general de división en 1981. En 1984 pasó a la situación de disponible forzoso por edad y, en 1985, a la de reserva. En esta situación ascendió a teniente general honorífico.

Su muerte tuvo lugar el 2 de julio de 2005. Su cuerpo fue velado en el acuartelamiento Primo de Rivera de Alcalá de Henares, recibiendo sepultura en el panteón militar del cementerio de la misma ciudad.
Fuente: Real Academia de la Historia
¡¡GLORIA A NUESTROS HEROES!!

¡¡CAIDOS PARACAIDISTAS!!!   ¡¡CON NOSOTROS!!













miércoles, 13 de enero de 2021

LA LEGIÓN CONMEMORA EL COMBATE DE EDCHERA ENERO 2020.

CARTA ABIERTA DE UN PSICOLOGO OCTOGENARIO A UNA SEXAGENARIA SOLTERONA

CARTA ABIERTA DE UN PSICOLOGO OCTOGENARIO 

                      A UNA SEXAGENARIA SOLTERONA

             (valga lo peyorativo del uno por el de la otra)


Muy señora mía:

Cómo esto es una carta abierta, que responde a dos de sus lamentables intervenciones, a micrófono abierto, referidas a Militares retirados, voy a dar unas pinceladas sobre problemas de comportamiento, dirigidas a eventuales lectores no iniciados.

Existe un desarreglo psicológico, que afecta sobre todo a las mujeres, que puede influir en su comportamiento y se manifiesta en períodos, más o menos frecuentes, de exaltación nerviosa. Estos pueden aparecer ante situaciones, en las que el sujeto (a) se ve superado (a) por acontecimientos que escapan a su control o suscitan su inquietud. Se trata de la histeria (relacionada con el útero), que, de episodios aislados, puede llegar a convertirse en una enfermedad crónica invalidante.

Yo no voy a entrar en la crítica de sus lamentables discursos (¿los escribe usted?) pues ya lo han hecho plumas más afiladas que la mía, pero no puedo dejar de poner de manifiesto, algún punto que usted aborda con voz destemplada, evidentes señales de agitación anímica y pérdida de la compostura.

Ha sido usted particularmente desafortunada, yo diría que incluso cruel, cuando nos acusa de embozarnos en el uniforme; yo no me he embozado en el uniforme más que para protegerme, en las frecuentes tormentas de arena, los temidos sirocos, en mis años de Teniente en la Legión, en el desierto del Sahara. Por cierto, teníamos una prenda del uniforme, complemento de la gorra, que se llamaba siroquera, que flotaba sobre la nuca y servía para embozarse. También me he embozado en misiones de reconocimiento, exploración o protección de convoyes y después, en cada empleo, en las largas y frías noches de servicio de guardia, o maniobras en el campo, en las que había que dormir con un saco como única cobija, mezclado con mis soldados, allí donde acababa el movimiento del día, incluso en mi Mando de General.

Para que vea que no me embozo, (¡Que mortificante es usted! Me la imagino pensando en: capa, Esquilache, motín...) voy a darle mis coordenadas.

Carlos Bravo Guerreira, componente de la XIII Promoción de la AGM; nº de sable: 4357.

64 Promoción de Estado Mayor.

92 Promoción de la Escuela Superior de Guerra de Paris.

BMS del Ejército Frances.

Varios Cursos de especialización, entre ellos: en Italia (Colegio de la OTAN de Roma); Alemania, (Escuela de Psicología Aplicada) y Francia (Curso Superior de Guerra Inter Ejércitos-EMACON)

Psicólogo por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Diplomado Superior de Psicología Militar.

El “grupo de octogenarios” no trata de representar a nadie, sólo de transmitir a su Capitán General, Su Majestad el Rey, su inquietud por la deriva que va tomando Nuestra Patria, pilotada por un equipo de políticos, algunos incompetentes y mentirosos, paralizados ante las circunstancias adversas, que llevan a España hacia una inasumible crisis económica, social e institucional.

Mire, Doña Margarita, en sus últimas intervenciones ante la televisión, he visto un par de brotes de pérdida de compostura, de alteración nerviosa, que ponen de manifiesto algo inquietante. Yo le aconsejaría, como dice ahora la gente joven, que se lo haga mirar.

Y para terminar con este enojoso asunto, le sugiero que, aceptada la mala praxis, busque usted la forma en la que, sin menoscabo de su autoridad, se disculpe con este grupo de hombres honrados que somos los Militares Retirados, libres e iguales en derechos a todos los ciudadanos que tienen la suerte de ser españoles. 


      Madrid 11 de enero del 2021


Atentamente : Carlos Bravo Guerreira



jueves, 7 de enero de 2021

 


Carta abierta a la Ministra de Defensa. Por Emilio Pérez Alamán, Teniente General (R )

Publicamos la carta abierta que el Tte Gral Pérez Alaman dirige a la Ministra Robles a la que se están adhiriendo cientos de altos mandos retirados, cuyos nombres omitimos por razones de tiempo y oportunidad.

Lo que si podemos apreciar desde El Correo de España, como verán en dos cartas más de militares en la edición de hoy, sin ser dirigidas a la Ministra Robles, es una creciente preocupación en ciertos militares con las palabras de la Señora Robles.

Esta es la carta:

Excma Señora:

La escribo esta carta abierta porque pública ha sido su intervención en el Acto de la Pascua Militar que, Presidida por S.M. el Rey, se ha celebrado en el Palacio de Oriente.

Con el fin de no alargar esta epístola, me limitaré a hacer algunas aclaraciones sobre el párrafo que ha dedicado en su discurso a los Militares retirados, mezclando, como han venido haciendo los m.c.s. subvencionados, el contenido del chat privado difundido por el conocido topo, las cartas de dos Promociones a S.M. y la Declaración sobre la situación de riesgo constitucional en España suscrita por 750 Militares retirados de todos los empleos, entre ellos más de 70 Generales.

Sobre este último documento, por ser el que yo firmé y compartí le haré las siguientes consideraciones a los calificativos más significativos de su alocución:

Ha dicho que “estamos alejados de los valores castrenses” . Parece que con ello pretende diferenciar y distanciar a estos veteranos de sus compañeros, hoy en activo. Creo que no ha entrado todavía en el alma de los soldados, lo que es lógico por el corto tiempo que lleva en el Ministerio y no con los mejores consejeros en estos asuntos tan intangibles para valorar el fondo de ese soldado. Reconozco que su tiempo es oro y que no tenga bastantes horas para solucionar los muchos problemas que tiene la Administración Central de nuestra Defensa para dotar adecuada y oportunamente a las Fuerzas Armadas españolas de los medios imprescindibles para que cumplan sus misiones, no solamente las necesarias para operaciones Balmis y similares, sino las que tienen asignadas todos los Ejércitos aliados y los no aliados de nuestra zona de influencia.

Volviendo al alma del soldado, le aseguro que no es nada compleja y sí muy transparente, la puede encontrar resumida en el verso de Calderón de la que extraigo para VE la siguiente estrofa: “Y así, de modestia llenos, a los más viejos verás, tratando de ser lo más, y de parecer lo menos.”.

Exactamente, Señora, siempre ha sido, es y será así. Los veteranos que firmamos la Declaración en cuestión hemos dejado de ser militares en activo pero nuestra alma sigue y seguirá siendo de soldados, comprometidos con la defensa de España y los españoles hasta nuestro último aliento, siempre dentro de la Ley vigente, que hoy es la Carta Magna de nuestra Constitución de 1978. Respetando las Reales Ordenanzas que de ella se derivan hemos mantenido durante nuestra situación en activo el silencio público que se nos exigía, aunque estuviéramos en desacuerdo con las disposiciones políticas si éstas eran legales.

Hoy las circunstancias son desgraciadamente muy distintas. Los Militares retirados de todos los empleos no tenemos los cauces reglamentarios por donde encauzar nuestras reclamaciones, pero sí hemos recuperado el derecho a opinar libre y públicamente sobre todo lo que acontece y máxime si ello conlleva riesgo para la convivencia entre españoles y la permanencia de la Constitución que normaliza nuestra Patria. Por ello la Declaración pública y conjunta presentada por el número de Veteranos Militares mencionado al que puede añadir VE otros tantos que no figuran como firmantes por retraso en la comunicación y otros que, aún estando de acuerdo con su contenido, no quisieron firmar por considerar que no mejoraría la situación en que estamos.

Por lo mencionado en el párrafo anterior, también estimo como aventurada su estimación de “Insignificante minoría”. No somos todos, por supuesto, pero sí algo más que minoría.

Sin reservas compartimos todos los valores que VE reconoce a” nuestros Militares en activo, ellos fueron nuestros subordinados y siguieron la estela de sus Jefes y su “Inmenso prestigio” lo ganaron mirándose en sus Mandos los Militares retirados de hoy, cuando participaron como jóvenes Oficiales y Suboficiales en aquellas Misiones Internacionales que comenzaron en 1989 con observadores y a partir de 1991 encuadrados en Unidades. Señora Ministra, admita mi humilde consejo de no meterse en terrenos que no domina.

En fin Doña Margarita, podría seguir rebatiendo más calificativos de los que ha pronunciado, pero pienso que no hace falta y lo entenderá perfectamente. Si deseo hacer mi interpretación de las palabras de S.M. Que como es lógico no coincide con la que ya están haciendo los medios de siempre. Lo hago sabiendo lo difícil que es interpretar sus sentencias, no en vano estuve destinado en el Estado Mayor del Cuarto Militar en los complicados primeros años del reinado de S.M. Juan Carlos I.

Ha dicho el Rey: “Todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución porque es el origen de la legitimidad de todos los Poderes y de todas las Instituciones del Estado, una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola”. Alguna presentadora televisiva ya ha comentado que es un aviso a navegantes a los Militares, veremos los comentarios en las próximas tertulias. Pero desde luego ningún Militar ha dejado de observar y respetar nuestra Carta Magna, más bien todos la han cumplido a rajatabla, con alegría o sin ella.

Desde mi perspectiva este párrafo del discurso Real se entiende de forma más objetiva como una indirecta constitucional a aquellos que cuestionan la Constitución en su forma de Jefatura del Estado, la Unidad indivisible de España o la auténtica separación de Poderes propia de un verdadero Estado de Derecho.....etc.

Es mi impresión que esas posturas las oirá VE con frecuencia a compañeros de mesa en el Consejo de Ministros, Órgano que si no me equivoco es colegiado.

Termino Señora Ministra, Creo sinceramente que en esa mesa pocos pueden salvar los muebles y entre esos pocos la considero a VE. No mire con los ojos de su Vicepresidente segundo a los Militares, ni en Activo ni Retirados. En todos ellos solo encontrará VE Amor a España y Espíritu de Sacrificio por todos los españoles, tal como lo hicieron limpiando chapapote cuando el Prestige, en las inundaciones del País Vasco o Valencia, en tantos incendios y nevadas, la crisis de los cayucos en Canarias en 2006...etc,.sin existir la UME. Ahora con ella como Unidad especializada lo hace mejor, como hemos visto en Balmis.

Por favor Ministra relea de nuevo la Declaración que firmamos por entrega a España y no hallará nada inconstitucional, compárela con otras reflexiones de otros orígenes cualificados o de ciudadanos individuales y encontrará muchas coincidencias. Tal vez reconsidere que en lugar de arremeter contra los que no tienen nada que ganar y si mucho que perder porque pierde ESPAÑA, sería mejor dar un buen giro al timón y cambiar de rumbo.

Quedo a su disposición.

Emilio Pérez Alamán Madrid 6 de Enero de 2021

jueves, 31 de diciembre de 2020

UNA DIRECTIVA DE DEFENSA NACIONAL IDELÓGICA.



Una directiva de Defensa Nacional ideológica

La Defensa Nacional es una cuestión de Estado y debe satisfacer las necesidades estratégicas de España, no las opciones ideológicas del Gobierno; además de consensuada con las diferentes fuerzas políticas mayoritarias, debe lograr una aceptación general de la población española.

No es el caso de la vigente DDN 2020, emitida por el Presidente del Gobierno el pasado 31 de agosto, y que debiera servir de base para el planeamiento de uno de los elementos básicos y principal de la Seguridad Nacional de España, su Defensa.

La Defensa Nacional no tiene por qué ser doctrinalmente inmutable, y sí es posible que cada Gobierno de turno inscriba sus prioridades cuando emite su decisión en torno a aquella, pero no debe dar un giro político terminante y mucho menos tener sesgos ideológicos apreciables.

La Defensa Nacional de Francia, país con el que se comparten tantos aspectos, es enunciada y repetida hasta por los escolares, que la estudian y la conocen, y por lo tanto la aceptan, porque tiene unos visos de comprensión notables y es poco ideológica (Símil de los Tres Círculos: Disuasión Nuclear, Cooperación con los Aliados y Acuerdos de Defensa con la Francofonía), y por ello es compartida.

Cuando se repasa la DDN 2020, no parece que esté redactada para España, pues salvo en contadas ocasiones que se cita a nuestro país, sus principios y directrices de ejecución podrían valer para cualquier entorno geopolítico similar al nuestro.

Su calificación de la Defensa Nacional, como servicio público, generador de seguridad, y por tanto de derechos y libertades, no termina de ser un acierto apreciable, cuando no se refleja su carácter de integración de todos los esfuerzos nacionales, restándola un concepto globalizador, y no se precisan los instrumentos que acompañarían al esfuerzo militar. La Seguridad Nacional, que es un efecto más que una organización, cumple este cometido con la insatisfacción por los resultados que se han podido apreciar en la gestión de esta pandemia.

La eficacia de la aportación militar en la lucha contra la pandemia ha creado el concepto, político, de que las FAS sirven para todo, detrayéndolas de los cometidos para los que han sido adiestradas, y son válidas, forzando «una adaptación y transformación constantes» para misiones que otros colectivos nacionales podrían realizar.

La preferencia de la Estrategia Global de la Unión Europea, sobre la OTAN, constituye un verdadero riesgo para el futuro de nuestra Defensa Nacional dados los males que aquejan a la UE, su trayectoria de intentos fallidos de realización, las perspectivas de su reducida efectividad en la resolución de los problemas europeos, el apagado de las «locomotoras» que la han dado impulsos esporádicos, y la gran competición de las industrias nacionales de Defensa en Europa.

Los muchos desafíos, pocas amenazas y ningún riesgo, en la Directiva, es el reconocimiento, equivocado, de que España, en términos geopolíticos, no está en la frontera de uno de los escenarios más desestabilizadores del mundo, aspecto que sí es políticamente correcto para con los vecinos pero no en términos de riesgo.

La inclusión de la influencia de la mujer en la resolución de los conflictos, y su citación repetida, más veces que la OTAN, es un indicio del contenido político de la directiva, y de la composición del Gobierno. El respeto y buen hacer de la mujer, del que siempre han hecho gala las Fuerzas Armadas, en sus más de 20 años de integración exitosa, es reconocido, practicado y valorado de forma permanente.

Dentro de los escenarios, la exclusión del desequilibrio que puede estar sufriendo la disuasión española, con los países del sur, que declaran sus intenciones de extensión de sus aguas territoriales en nuestra dirección, no hace un buen servicio a la paz futura, como la historia reciente ha demostrado.

El no citar la penetración económica de China, tan intensa en nuestras zonas de influencia africana e iberoamericana, apoyada también en un incremento de su poder tecnológico, espacial y militar, de momento en la zona Indo Pacífica, así como la tolerancia y complacencia política que se aplica a su sistema represor de partido único, es indicio del carácter ideológico que subyace en esta directiva.

La relación con Estados Unidos y el vínculo transatlántico, clave de bóveda de la OTAN, no se citan, cuando tenemos un Tratado Bilateral de Cooperación en materia de Defensa, constituye un olvido de gran contenido ideológico, máxime cuando España se ha convertido en objetivo, por las decisiones presidenciales de antaño, de albergar la componente naval del Sistema Antimisiles de EEUU.

La falta de reconocimiento de los daños a la economía producidos por la COVID 19, la situación frágil interior, como riesgo, y las dificultades a que se enfrentan las FAS para mantener su operatividad, son indicios del mantenimiento de la ideología sobre la realidad.

=================================================

Ricardo Martínez Isidoro es general de división (R)

miércoles, 30 de diciembre de 2020

APOYO A LAS FUERZAS ARMADAS ESPAÑOLAS.

APOYO A NUESTRAS FUERZAS ARMADAS ESPAÑOLAS EN LOS MOMENTOS PEORES, AHI ESTUVIERON DEMOSTRANDO LO QUE VALEN.
¡¡FELICIDADES SOIS LOS MEJORES!!





martes, 29 de diciembre de 2020

APOYO A LA CONSTITUCIÓN Y AL REY.

RELATO DE UN VETERANO.

ALFONSO USSIA


El lomo de la gitana

El 24 de diciembre, frío y soleado, me presenté cumpliendo su orden en el despacho del capitán don Rafael Urréjola, un militar estricto y humano, un señor como la copa de un pino. Estaba enfadado con mi humilde ser. Se había enterado de que días antes, incumpliendo claramente con mi deber, le había traspasado mi servicio de guardia en el refuerzo de noche a otro soldado previo pago de quinientas pesetas. –Lo siento, pero lo que usted no hizo cuando le correspondía lo va a hacer esta noche. Hará guardia en la puerta principal en el segundo relevo. Desde las 11 de la noche a las 2 de la mañana del 25 de diciembre-. La Nochebuena en el puesto de guardia.

El campamento de Camposoto, CIR 16, tiene la garita principal en lo alto. Se accede por una carretera sinuosa que sale de San Fernando. En mis tiempos, se sucedían a ambos lados del camino viviendas de familias gitanas y alguna ventilla que otra. Una carretera vigilada en las cunetas por interminables manchas de chumberas y eucaliptos solitarios. A las 11, como era preceptivo, relevé al soldado de guardia del primer turno. Y me preparé, en la más absoluta soledad a pasar mi Nochebuena de centinela, consecuencia del merecido arresto que me había impuesto el capitán. Hacía un frío del carajo. Lo he escrito y lo repito. He estado en Moscú, en San Petersburgo y en Helsinki en pleno invierno. Pero no pasé en ninguno de los tres lugares el frío del invierno andaluz, que cuando se presenta entra en los huesos directamente.

Se acercaba la hora cumbre de la Nochebuena. Las 12 de la noche, el límite del día. Se oían villancicos que aumentaban mi melancolía. Y se acercó una sombra. La sombra tenía dueña, y llevaba un paquete. Le di el «alto», y obedeció a la advertencia. Era una mujer gitana de una venta próxima a Camposoto. –No te asustes, niño, que esto es para ti. Para que te acompañe en la Nochebuena tan triste que te ha tocado-. Y me entregó una bolsita, con un buen pedazo de caña de lomo y media botellita de jerez. –Para que pases mejor la Nochebuena, hijo, y muchas gracias por tu servicio-. Entonces me dio un beso. –Buenas noches, soldadito-.

La gitana, ya de vuelta, volvió a hacerse sombra hasta que desapareció. Me comí el lomo, y saltándome la norma, me bebí lentamente la media botella. Todo me supo y me sentó a gloria bendita. Nunca sabrá aquella mujer maravillosa el bien que me hizo. He pasado muchas nochebuenas desde aquella de mi soledad, y nunca he apreciado lo que he tenido como aquella noche gélida en la isla de San Fernando. Hoy es Nochebuena.

Esta noche, mientras nos reunimos, rezamos, cantamos y cenamos en familia, centenares de soldados hacen guardia en sus regimientos y unidades. Hoy, como todas las noches del año, los pilotos del Ejército del Aire vuelan por nuestro espacio aéreo para amparar nuestra alegría o nuestra nostalgia. Y los buques de la Armada, con sus tripulaciones alerta, navegan por nuestras costas. Hoy, miles de militares cumplen con su deber alejados de los suyos. Y hoy, en distintos lugares del mundo, en los más hostiles, militares españoles y guardias civiles defienden las libertades y los derechos de nuestra civilización.

Hoy, la Guardia Civil y la Policía no descansan. Más aún, trabajan para que la alegría no se enturbie y la gente sea feliz. Hoy, en Camposoto, ocupará un soldado la garita que yo ocupé de centinela solitario. Y es posible que esa mujer sin nombre, aquella gitana con la bondad enroscada en su alma, le lleve la caña de lomo y la media botella de jerez. No se trata de un cuento de Navidad. Es memoria de una noche que vivirá para siempre en lo que me queda de luz. Y una muestra de gratitud a los que nos guardan la felicidad familiar alejados de los suyos, que tanto los añoran y necesitan. Que el Niño Dios premie su lealtad a los españoles.



lunes, 28 de diciembre de 2020

ANTES PENDÓN QUE COLORAOS.






Cada 26 de diciembre los almerienses conmemoramos el aniversario de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, una fecha que va más allá de la simple referencia histórica, puesto que representa el salto del medievo a la modernidad y es el origen de la actual sociedad que hemos construido y que ha alcanzado unas cotas de tolerancia e igualdad como nunca conocidas.

Remontándonos en la historia, la invasión islámica de la península ibérica en el siglo VIII representó una ruptura con el mundo hispano-romano e hispano-visigodo precedente, considerado como un conjunto homogéneo y unitario que nunca dejó de estar presente durante los siguientes siglos.

La invasión islámica generó un largo período de fragmentación, destruyendo la unidad visigoda y dando lugar a la aparición de una serie de núcleos de resistencia cristianos que permitieron, tras más de siete siglos protagonizados por etapas de lucha y coexistencia entre ambas mentalidades, una "recomposición" en el siglo XV. En este siglo sólo quedaba en manos del Islam el sureste peninsular con el Reino de Granada, que por religión y cultura dificultaba el alcanzar la unidad peninsular.

Además, dada la situación geoestratégica internacional con el imperio turco ya dueño de Constantinopla desde 1453, lanzado a la conquista de Centroeuropa y amenazando el mediterráneo occidental, era esencial acabar con este último bastión islámico en la península, evitando con ello que se convirtiese en cabeza de puente turca. Por los puertos de Málaga y Almería no sólo era posible el comercio con África y Oriente, sino también el abrir paso en caso necesario a los inagotables contingentes militares africanos y orientales. El reino granadino era como un gran castillo imposible de sitiar, ocupando el espacio geográfico más abrupto y montañoso de Europa, después de los territorios de la actual Suiza.

Málaga fue tomada en 1487, por lo que a partir de entonces al Reino de Granada sólo le quedó un puerto importante, el de Almería. Con la caída de este puerto en 1489, aislado por mar de sus correligionarios norteafricanos y del oriente, y cercado por tierra por los ejércitos de los Reyes Católicos, su rendición era sólo cuestión de tiempo, produciéndose esta el 2 de enero de 1492 y concluyendo con ello el largo periodo histórico de la Reconquista. La península ibérica dejó de ser un sujeto pasivo en el escenario internacional, dando paso a un periodo de expansión hasta el siglo XVIII aproximadamente. El historiador y líder republicano Claudio Sánchez Albornoz escribió en "España: un enigma histórico" que: "si los cristianos españoles no hubieran resistido arma al brazo, un siglo, dos siglos, siete siglos… al Islam peninsular y a las tres invasiones africanas posteriores habrían tenido que hacerlo las gentes de allende el Pirineo, y la Europa de Carlomagno y la Europa posterior a Carlomagno no habrían podido forjar la comunidad histórica abuela de la Europa moderna porque habrían tenido que cumplir la áspera y heroica misión que los españoles hubimos de llevar a cabo durante cerca de 800 años."

Por tanto, el acto del Día del Pendón debe ser una manifestación del carácter irrenunciable de nuestra historia y de su valor como referencia, puesto que es uno de los hitos que marcan el origen de nuestra actual Nación. Sin embargo, este acto siempre ha generado controversia, que contrasta con la aparente unidad en el de los Coloraos, que no deja de ser un ejemplo de los tantos enfrentamientos entre liberales y absolutistas que hubo a lo largo del siglo XIX, en el que esta vez los fusilados fueron liberales y en otras absolutistas, con el pueblo como testigo mudo, convirtiendo a nuestra Nación en una colonia británica y en ocasiones francesa.

Y mientras unos reniegan de la parte religiosa del Día del Pendón y ejercen una postura inquisitorial con las palabras que se dicen en el acto, se emocionan cuando resuenan los acordes de la Marsellesa y del himno de Riego en el acto de los Coloraos, siendo el origen del himno nacional francés el que es (una canción militar en la guerra contra los austriacos) y Riego un militar que en ocasiones actuó como un traidor y en otras como un acérrimo liberal. El Día del Pendón es un evidente referente histórico, puesto que para luchar por la libertad, antes hay que existir, y los liberales fusilados en el siglo XIX lucharon por la libertad en una Nación surgida de hitos históricos como la Toma de Almería.


sábado, 26 de diciembre de 2020

RINCÓN DE HISTORIA MILITAR

EL CID:

ESTADISTA, ESTATEGA, Y GENERAL.

RAFAEL VIDAL DELGADO. CORONEL. ARTILLERÍA. DEM. DOCTOR EN HISTORIA

Rodrigo Díaz de Vivar es tal vez el personaje más popular de la historia de España y tras la película producida, en 1961, por Samuel Bronston y dirigida por Anthony Mann, dos monstruos de la épica del séptimo arte, podemos decir que traspasó las fronteras y se hizo internacional. Pero: ¿conocemos verdaderamente la figura del Cid? La sangre del Campeador corre por todos los reyes europeos, dado que sus dos hijas se casaron con Ramón Berenguer III, conde de Barcelona y Ramiro Sánchez de Navarra, entroncándose de esta manera con las distintas dinastías reinantes en la Europa medieval, reconociéndole como antepasado los emperadores Carlos V y Fernando I. También doña Jimena, su esposa, aportó sangre real, al ser descendiente directa de Alfonso V de León y de García Sánchez II de Navarra. A finales del siglo XI dos amenazas se cernían sobre la cristiandad: por el Oeste los almorávides, desde África, se aprestaban a conquistar la Península Ibérica y por el Este los fatimíes y los selyúcidas, principalmente estos últimos, se proponían conquistar el imperio romano de Oriente (Bizancio). Urbano II, elegido Papa en 1088, se dio cuenta del peligro y sus esfuerzos se materializaron en la ocupación de Valencia (1094) por Díaz de Vivar y el freno a la expansión almorávide, y la conquista de Jerusalén en 1099 por Godofredo de Buillon. No existen muchos datos documentales sobre la relación entre estos tres personajes, porque si de Godofredo se conoce su designación para comandar el ejército cristiano, el contacto de Urbano II con el Cid pudo haber sido a través de Pedro I de Aragón, de su propio yerno, infante de Navarra, o de algún fraile cluniacense, orden enviada por el papado para introducir el rito latino en la iglesia hispánica. La realidad es que no fueron hechos aislados las ofensivas cristianas en las dos alas del territorio, con la exhortación del Papa a los reyes hispanos de expulsar a los musulmanes de la Península, aunque la definición de esta lucha como cruzada fuera posterior. La toma de Jerusalén se produjo el 15 de julio de 1099, cinco días después del fallecimiento del Cid, el 29 del mismo mes moría Urbano II.


 ¿Sería la Historia tal como fue, si estos personajes hubieran convivido más años? Ninguno de los dos héroes quiso aceptar la corona de rey. Vista la figura de don Rodrigo como estadista cristiano, repasemos su pensamiento castrense. Guerrero por antonomasia, inició su andadura en las campañas medievales, en las cuales se convocaba a los nobles y plebeyos para una acción determinada, a principios de la primavera, operación que concluía en otoño. No había soldados profesionales excepto la guardia del monarca, ejerciendo el manejo de las armas todos los nobles, los principales clérigos y los pecheros (pueblo llano), que se dedicaban el resto del año a tareas civiles como cuidar el ganado, labrar, o ejercer oficios diversos. La ambición de cualquier varón de los reinos cristianos era disponer de caballo y espada, porque si durante tres generaciones prestaban a su rey el servicio de armas cuando le fuera requerido, podía llegar a ostentar la condición de noble. El destierro de Díaz de Vivar y la confiscación de sus bienes en Castilla, le abrió un horizonte inesperado: constituir una «mesnada» de tropa permanente, es decir, toda su gente tenía como única profesión las armas y la guerra. Al principio la mesnada del Cid era reducida, unas decenas, luego centenas y posteriormente miles de hombres, todos ellos perfectamente encuadrados y muy disciplinados, adiestrándose en todo momento en el manejo de las armas y en los procedimientos bélicos. El Cid, como los condottieri italianos del Renacimiento, constituyó una tropa mercenaria de caballeros, arqueros y peones, que se ofrecía al rey o príncipe que necesitara de sus servicios. Primero fue contratado por el rey de Zaragoza, al que sirvió lealmente durante años. En la batalla medieval se designaba el terreno donde se iba a combatir, pero el Cid no participaba de ese criterio: avanzaba o esperaba al enemigo, elegía el terreno de la contienda, que lógicamente le era favorable, e incluso efectuaba tareas de fortificación, que permitían que pocos hombres pudieran contener al grueso del enemigo. Manteniendo como centro de gravedad de su despliegue el terreno fortificado, maniobraba fundamentalmente con caballería sobre los flancos y retaguardia del contrario y en ocasiones frontalmente, provocando una ruptura del frente contra- rio por la violencia del choque. La batalla de Cuadre, Mislata o Valencia, primera derrota de los almorávides en la Península, son modelo de acción envolvente que obligaba al enemigo a alargar su despliegue mediante un ataque demostrativo con la vanguardia, y a retroceder cuando el adversario atacaba e iniciaba el aprovechamiento del éxito, momento en que el Cid aparecía por retaguardia. Inconscientemente el de Vivar se regía por el clásico método de planeamiento. Primero estudiaba la misión: conquistar, castigar, defender… A continuación hacía lo mismo con el terreno, sin que le condicionara un lugar determinado; para él todo el espacio entre la base de operaciones de ambos ejércitos podía ser bueno para dar la batalla, pero adelantándose siempre al contrario, buscando, encontrando y fortificando el lugar donde quería combatir. Su análisis del enemigo era certero, y distintos sus planteamientos según luchara contra castellanos, aragoneses, catalanes o moros, diferenciando las fuerzas de los reinos taifas, de los almorávides. Para su derrota empleaba los medios de infantería y caballería más apropiados, maniobrando con esas dos especialidades en consonancia con el enemigo y el terreno. La batalla medieval se basaba en dos principios fundamentales: la sorpresa y el número de combatientes, preferentemente caballeros. Se atacaba de improviso, en los lugares menos esperados, buscando el quebranto del adversario y la obten- ción de botín; eran las razzias, aceifas, algaradas… que año tras año se sucedían en el mundo medieval sin conllevar una declaración de guerra. Pero cuando se declaraba esta, los reyes movilizaban sus tropas, caballeros y hombres de a pie, citándose en fecha y lugar determinados; quien dispusiera de mayor número de efectivos en el momento del encuentro, tenía en gran medida ganada la victoria. Sin embargo todo lo anterior fallaba con la mesnada del Cid: había dado tal instrucción a sus hombres que unos cientos de caballeros, preparados, disciplinados y jerarquizados, eran capaces de vencer a un número tres o cuatro veces superior de efectivos contrarios. Rodrigo Díaz de Vivar rompió los moldes de la guerra medieval, fue un precursor y tras él, volvió el sistema tradicional de enfrentamiento armado. Hubieron de transcurrir cerca de doscientos años para que la guerra entrara en una fase más dinámica.


miércoles, 23 de diciembre de 2020

MENSAJE DE S. MAJESTAD EL REY FELIPE VI.

DISCURSO DE FELIPE VI POR NAVIDAD 2020.


Horario y dónde televisan el discurso del rey Felipe VI de Navidad 2020.

El discurso podrá seguirse el 24 de diciembre a partir de las 21:00 horas en casi todos los canales de televisión.



Como cada año, durante la noche del 24 de diciembre, el rey dará su Mensaje de Navidad, conocido comúnmente como Discurso de Navidad, el cual podrá seguirse en directo a partir de las 21:00 horas a través de casi todos los canales de ámbito público y privado.

Es la cadena pública de TVE la que todos los años distribuye la emisión al resto de cadenas, que son autorizadas para replicar la programación durante el discurso del rey. De igual modo, se retransmite por todas las emisoras de radio privadas que lo deseen.Tradicionalmente, la televisión pública emite el discurso a través de La 1, La 2, el Canal 24 Horas y TVE Internacional. A estos se unen las principales cadenas privadas, como Telecinco, Antena 3, La Sexta y Cuatro. También podrá seguirse en la mayoría de los canales autonómicos.

El discurso, que suele tener una duración aproximada de quince minutos, se emite a las 21:00 horas del 24 de diciembre, víspera del día de Navidad, y supondrá el séptimo Discurso de Navidad que da el rey Felipe VI desde que ocupó el cargo sucediendo al rey Juan Carlos I.

Normalmente, el monarca se dirige a los españoles desde el Palacio de la Zarzuela y, previsiblemente, el mensaje de este año 2020 estará marcado por la situación de crisis sanitaria provocada por la pandemia de la Covid-19 y el impacto que esta ha tenido en todos los ámbitos socioeconómicos. 

También se ha debatido en el ámbito político sobre la necesidad de que el monarca condene las actividades de su padre durante el discurso, tal y como han señalado desde Unidas Podemos, mientras que Casado cree que este mensaje será "muy oportuno".


CENTENARIO DEL GENERAL TOMÁS PALLÁS SIERRA

 Hoy sábado 16 de enero, los legionarios paracaidistas deberíamos recordar que se cumplen 100 años del nacimiento del General Pallás Sierra,...