sábado, 16 de enero de 2021

CENTENARIO DEL GENERAL TOMÁS PALLÁS SIERRA


 Hoy sábado 16 de enero, los legionarios paracaidistas deberíamos recordar que se cumplen 100 años del nacimiento del General Pallás Sierra, fundador de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra y creo que se merece que reseñe algo de su vida ejemplar.

A lo largo de su vida fue un ejemplo de un auténtico caballero, campechano, cordial y siempre dispuesto a servir a sus semejantes sin distinción de categorías. Un ejemplo de nuestro “estilo paracaidista”

Había nacido en la preciosa ciudad de Jaca (Huesca) en 1921, siendo hijo del teniente coronel Tomás Pallás Sarasa y de Rosa Sierra Aviño. La guerra civil le pilló con apenas 15 años e ingresó inicialmente en el Batallón de Voluntarios de Jaca el 27 de julio de 1936, pasando por diferentes unidades en varios frentes, y finalizó la contienda siendo Alferez provisional, una vez superado el curso correspondiente en la Academia de Alféreces Provisionales de Infantería de Pamplona.

Es digno mencionar su heroica actuación cuando, estando en el frente de Huesca en junio de 1937, destinado en el empleo de cabo de infantería en la Compañía de Esquiadores del 5.º Cuerpo de Ejército, pudo demostrar sus excelentes condiciones y valores militares ya que fue merecedor de la concesión de una Medalla Militar Individual al presentarse voluntario para llevar medicamentos a un herido en una posición cercada en Yebra de Basa (Huesca). Además obtuvo dos Cruces del Mérito Militar con distintivo Rojo.

Su primer destino tras obtener el empleo de teniente de Infantería en la Academia de Zaragoza, en 1941, fue el Grupo de Tiradores de IFNI, donde comenzó su relación con África. En 1942 ascendió a capitán, pasando a mandar la Compañía de Ametralladoras del 3º Tabor. Al año siguiente pasa destinado al 6º Tabor de Tiradores en GUINEA, que abandona en 1945 para pasar a la Escuela Militar de Montaña, de la que se le considera uno de los fundadores. Sus siguientes destinos, ya como comandante, fueron el Batallón de Montaña Galicia nº 10, el Regimiento de Cazadores de Montaña n.º 4 y, en 1951, jefe de la 5ª Bandera del Tercio “Duque de Alba”, II de La Legión.

En octubre de 1953, teniendo en cuenta su experiencia en unidades de montaña y en la Legión, fue seleccionado para ocupar la vacante de jefe de la I Bandera Paracaidista del Ejército, por lo que se le considera el FUNDADOR de las unidades paracaidistas del Ejército de Tierra. El 11 de enero de 1954 hicieron su presentación el comandante Pallás y los primeros oficiales y suboficiales seleccionados para la Bandera, junto a 153 clases de tropa en la Escuela Militar de Paracaidismo, situada en la localidad murciana de Alcantarilla, para realizar el primer curso de paracaidismo del Ejército de Tierra.

El 23 de febrero, desde un Junkers JU-52 y un Savoia S-81, tuvo lugar el primer salto de las fuerzas de la I Bandera Paracaidista del Ejército de Tierra. Esta fecha se considera como la de la fundación de la actual Brigada Paracaidista. En octubre de 1955 se creó la II Bandera Paracaidista y, con ella, la Agrupación de Banderas Paracaidistas del Ejército. En diciembre del mismo año fue destinado como jefe de la misma el teniente coronel Crespo del Castillo, con lo que el comandante Pallás quedó relegado al cargo de jefe de la II Bandera.

Participó en la guerra de IFNI y, ya prácticamente pacificado el territorio, en febrero de 1958 cesó como jefe de la I Bandera, pasando destinado como ayudante de campo del general Ramírez de Cartagena, subinspector de la Legión.

En 1959 cesó en la subinspección para realizar el curso de Estado Mayor, durante el cual, en 1961, ascendió a teniente coronel, empleo en el que ocupó destinos en la ya citada subinspección, Agrupación de Banderas Paracaidistas, Estado Mayor Central y Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN).

En 1971 ascendió a coronel, pasando destinado al Centro de Formación y Actualización de Mandos Superiores y Jefatura de Tropas de Canarias. En 1973, como consecuencia de un salto realizado en la localidad francesa de Pau, con cuyos paracaidistas se sentía hermanado, el coronel Pallás sufrió una gravísima lesión en la columna vertebral, que le impidió volver a saltar en paracaídas y le apartó del posible mando futuro de la unidad que fundó. En 1975 fue designado jefe del Tercio “Alejandro Farnesio”, IV de la Legión, con el que debió acatar las órdenes de abandono del Sahara a principios de 1976. Ese mismo año recibió el mando del Tercio “Don Juan de Austria”, III de la Legión.

En 1978 ascendió a general de brigada, siendo nombrado subinspector de la Legión, cargo que continuó ocupando tras su ascenso a general de división en 1981. En 1984 pasó a la situación de disponible forzoso por edad y, en 1985, a la de reserva. En esta situación ascendió a teniente general honorífico.

Su muerte tuvo lugar el 2 de julio de 2005. Su cuerpo fue velado en el acuartelamiento Primo de Rivera de Alcalá de Henares, recibiendo sepultura en el panteón militar del cementerio de la misma ciudad.
Fuente: Real Academia de la Historia
¡¡GLORIA A NUESTROS HEROES!!

¡¡CAIDOS PARACAIDISTAS!!!   ¡¡CON NOSOTROS!!













miércoles, 13 de enero de 2021

LA LEGIÓN CONMEMORA EL COMBATE DE EDCHERA ENERO 2020.

CARTA ABIERTA DE UN PSICOLOGO OCTOGENARIO A UNA SEXAGENARIA SOLTERONA

CARTA ABIERTA DE UN PSICOLOGO OCTOGENARIO 

                      A UNA SEXAGENARIA SOLTERONA

             (valga lo peyorativo del uno por el de la otra)


Muy señora mía:

Cómo esto es una carta abierta, que responde a dos de sus lamentables intervenciones, a micrófono abierto, referidas a Militares retirados, voy a dar unas pinceladas sobre problemas de comportamiento, dirigidas a eventuales lectores no iniciados.

Existe un desarreglo psicológico, que afecta sobre todo a las mujeres, que puede influir en su comportamiento y se manifiesta en períodos, más o menos frecuentes, de exaltación nerviosa. Estos pueden aparecer ante situaciones, en las que el sujeto (a) se ve superado (a) por acontecimientos que escapan a su control o suscitan su inquietud. Se trata de la histeria (relacionada con el útero), que, de episodios aislados, puede llegar a convertirse en una enfermedad crónica invalidante.

Yo no voy a entrar en la crítica de sus lamentables discursos (¿los escribe usted?) pues ya lo han hecho plumas más afiladas que la mía, pero no puedo dejar de poner de manifiesto, algún punto que usted aborda con voz destemplada, evidentes señales de agitación anímica y pérdida de la compostura.

Ha sido usted particularmente desafortunada, yo diría que incluso cruel, cuando nos acusa de embozarnos en el uniforme; yo no me he embozado en el uniforme más que para protegerme, en las frecuentes tormentas de arena, los temidos sirocos, en mis años de Teniente en la Legión, en el desierto del Sahara. Por cierto, teníamos una prenda del uniforme, complemento de la gorra, que se llamaba siroquera, que flotaba sobre la nuca y servía para embozarse. También me he embozado en misiones de reconocimiento, exploración o protección de convoyes y después, en cada empleo, en las largas y frías noches de servicio de guardia, o maniobras en el campo, en las que había que dormir con un saco como única cobija, mezclado con mis soldados, allí donde acababa el movimiento del día, incluso en mi Mando de General.

Para que vea que no me embozo, (¡Que mortificante es usted! Me la imagino pensando en: capa, Esquilache, motín...) voy a darle mis coordenadas.

Carlos Bravo Guerreira, componente de la XIII Promoción de la AGM; nº de sable: 4357.

64 Promoción de Estado Mayor.

92 Promoción de la Escuela Superior de Guerra de Paris.

BMS del Ejército Frances.

Varios Cursos de especialización, entre ellos: en Italia (Colegio de la OTAN de Roma); Alemania, (Escuela de Psicología Aplicada) y Francia (Curso Superior de Guerra Inter Ejércitos-EMACON)

Psicólogo por la Universidad Pontificia de Salamanca.

Diplomado Superior de Psicología Militar.

El “grupo de octogenarios” no trata de representar a nadie, sólo de transmitir a su Capitán General, Su Majestad el Rey, su inquietud por la deriva que va tomando Nuestra Patria, pilotada por un equipo de políticos, algunos incompetentes y mentirosos, paralizados ante las circunstancias adversas, que llevan a España hacia una inasumible crisis económica, social e institucional.

Mire, Doña Margarita, en sus últimas intervenciones ante la televisión, he visto un par de brotes de pérdida de compostura, de alteración nerviosa, que ponen de manifiesto algo inquietante. Yo le aconsejaría, como dice ahora la gente joven, que se lo haga mirar.

Y para terminar con este enojoso asunto, le sugiero que, aceptada la mala praxis, busque usted la forma en la que, sin menoscabo de su autoridad, se disculpe con este grupo de hombres honrados que somos los Militares Retirados, libres e iguales en derechos a todos los ciudadanos que tienen la suerte de ser españoles. 


      Madrid 11 de enero del 2021


Atentamente : Carlos Bravo Guerreira



jueves, 7 de enero de 2021

 


Carta abierta a la Ministra de Defensa. Por Emilio Pérez Alamán, Teniente General (R )

Publicamos la carta abierta que el Tte Gral Pérez Alaman dirige a la Ministra Robles a la que se están adhiriendo cientos de altos mandos retirados, cuyos nombres omitimos por razones de tiempo y oportunidad.

Lo que si podemos apreciar desde El Correo de España, como verán en dos cartas más de militares en la edición de hoy, sin ser dirigidas a la Ministra Robles, es una creciente preocupación en ciertos militares con las palabras de la Señora Robles.

Esta es la carta:

Excma Señora:

La escribo esta carta abierta porque pública ha sido su intervención en el Acto de la Pascua Militar que, Presidida por S.M. el Rey, se ha celebrado en el Palacio de Oriente.

Con el fin de no alargar esta epístola, me limitaré a hacer algunas aclaraciones sobre el párrafo que ha dedicado en su discurso a los Militares retirados, mezclando, como han venido haciendo los m.c.s. subvencionados, el contenido del chat privado difundido por el conocido topo, las cartas de dos Promociones a S.M. y la Declaración sobre la situación de riesgo constitucional en España suscrita por 750 Militares retirados de todos los empleos, entre ellos más de 70 Generales.

Sobre este último documento, por ser el que yo firmé y compartí le haré las siguientes consideraciones a los calificativos más significativos de su alocución:

Ha dicho que “estamos alejados de los valores castrenses” . Parece que con ello pretende diferenciar y distanciar a estos veteranos de sus compañeros, hoy en activo. Creo que no ha entrado todavía en el alma de los soldados, lo que es lógico por el corto tiempo que lleva en el Ministerio y no con los mejores consejeros en estos asuntos tan intangibles para valorar el fondo de ese soldado. Reconozco que su tiempo es oro y que no tenga bastantes horas para solucionar los muchos problemas que tiene la Administración Central de nuestra Defensa para dotar adecuada y oportunamente a las Fuerzas Armadas españolas de los medios imprescindibles para que cumplan sus misiones, no solamente las necesarias para operaciones Balmis y similares, sino las que tienen asignadas todos los Ejércitos aliados y los no aliados de nuestra zona de influencia.

Volviendo al alma del soldado, le aseguro que no es nada compleja y sí muy transparente, la puede encontrar resumida en el verso de Calderón de la que extraigo para VE la siguiente estrofa: “Y así, de modestia llenos, a los más viejos verás, tratando de ser lo más, y de parecer lo menos.”.

Exactamente, Señora, siempre ha sido, es y será así. Los veteranos que firmamos la Declaración en cuestión hemos dejado de ser militares en activo pero nuestra alma sigue y seguirá siendo de soldados, comprometidos con la defensa de España y los españoles hasta nuestro último aliento, siempre dentro de la Ley vigente, que hoy es la Carta Magna de nuestra Constitución de 1978. Respetando las Reales Ordenanzas que de ella se derivan hemos mantenido durante nuestra situación en activo el silencio público que se nos exigía, aunque estuviéramos en desacuerdo con las disposiciones políticas si éstas eran legales.

Hoy las circunstancias son desgraciadamente muy distintas. Los Militares retirados de todos los empleos no tenemos los cauces reglamentarios por donde encauzar nuestras reclamaciones, pero sí hemos recuperado el derecho a opinar libre y públicamente sobre todo lo que acontece y máxime si ello conlleva riesgo para la convivencia entre españoles y la permanencia de la Constitución que normaliza nuestra Patria. Por ello la Declaración pública y conjunta presentada por el número de Veteranos Militares mencionado al que puede añadir VE otros tantos que no figuran como firmantes por retraso en la comunicación y otros que, aún estando de acuerdo con su contenido, no quisieron firmar por considerar que no mejoraría la situación en que estamos.

Por lo mencionado en el párrafo anterior, también estimo como aventurada su estimación de “Insignificante minoría”. No somos todos, por supuesto, pero sí algo más que minoría.

Sin reservas compartimos todos los valores que VE reconoce a” nuestros Militares en activo, ellos fueron nuestros subordinados y siguieron la estela de sus Jefes y su “Inmenso prestigio” lo ganaron mirándose en sus Mandos los Militares retirados de hoy, cuando participaron como jóvenes Oficiales y Suboficiales en aquellas Misiones Internacionales que comenzaron en 1989 con observadores y a partir de 1991 encuadrados en Unidades. Señora Ministra, admita mi humilde consejo de no meterse en terrenos que no domina.

En fin Doña Margarita, podría seguir rebatiendo más calificativos de los que ha pronunciado, pero pienso que no hace falta y lo entenderá perfectamente. Si deseo hacer mi interpretación de las palabras de S.M. Que como es lógico no coincide con la que ya están haciendo los medios de siempre. Lo hago sabiendo lo difícil que es interpretar sus sentencias, no en vano estuve destinado en el Estado Mayor del Cuarto Militar en los complicados primeros años del reinado de S.M. Juan Carlos I.

Ha dicho el Rey: “Todos estamos incondicionalmente comprometidos con la Constitución porque es el origen de la legitimidad de todos los Poderes y de todas las Instituciones del Estado, una legitimidad que se renueva cada día respetándola y observándola”. Alguna presentadora televisiva ya ha comentado que es un aviso a navegantes a los Militares, veremos los comentarios en las próximas tertulias. Pero desde luego ningún Militar ha dejado de observar y respetar nuestra Carta Magna, más bien todos la han cumplido a rajatabla, con alegría o sin ella.

Desde mi perspectiva este párrafo del discurso Real se entiende de forma más objetiva como una indirecta constitucional a aquellos que cuestionan la Constitución en su forma de Jefatura del Estado, la Unidad indivisible de España o la auténtica separación de Poderes propia de un verdadero Estado de Derecho.....etc.

Es mi impresión que esas posturas las oirá VE con frecuencia a compañeros de mesa en el Consejo de Ministros, Órgano que si no me equivoco es colegiado.

Termino Señora Ministra, Creo sinceramente que en esa mesa pocos pueden salvar los muebles y entre esos pocos la considero a VE. No mire con los ojos de su Vicepresidente segundo a los Militares, ni en Activo ni Retirados. En todos ellos solo encontrará VE Amor a España y Espíritu de Sacrificio por todos los españoles, tal como lo hicieron limpiando chapapote cuando el Prestige, en las inundaciones del País Vasco o Valencia, en tantos incendios y nevadas, la crisis de los cayucos en Canarias en 2006...etc,.sin existir la UME. Ahora con ella como Unidad especializada lo hace mejor, como hemos visto en Balmis.

Por favor Ministra relea de nuevo la Declaración que firmamos por entrega a España y no hallará nada inconstitucional, compárela con otras reflexiones de otros orígenes cualificados o de ciudadanos individuales y encontrará muchas coincidencias. Tal vez reconsidere que en lugar de arremeter contra los que no tienen nada que ganar y si mucho que perder porque pierde ESPAÑA, sería mejor dar un buen giro al timón y cambiar de rumbo.

Quedo a su disposición.

Emilio Pérez Alamán Madrid 6 de Enero de 2021

CENTENARIO DEL GENERAL TOMÁS PALLÁS SIERRA

 Hoy sábado 16 de enero, los legionarios paracaidistas deberíamos recordar que se cumplen 100 años del nacimiento del General Pallás Sierra,...