martes, 19 de enero de 2021

La carta al Rey del General: habla José Manuel Adán

"Si en lugar de aviadores retirados del Ejército del Aire hubieran sido ingenieros de minas jubilados, el ministro de Economía ¿hubiera pedido un informe a la Fiscalía General del Estado? Los unos y los otros tienen los mismos derechos, lo que algunos, por muchos gritos que den, no entienden"

Un General de División, en situación de Retiro, de la XIX Promoción de la Academia General del Aire, firmó el pasado 10 de Noviembre una carta al Rey a la que se adhirieron otros treinta y ocho compañeros de esa Promoción, en la misma situación de Retiro, y en la que se le hacía llegar la preocupación que ese grupo de ciudadanos sentía por la situación actual de España.

Para dar a conocer su decisión, nombraron un portavoz que en los medios que quisieron darle voz, explicó cumplidamente la razón y el contenido de la carta. El eco del contenido de la carta y las diáfanas explicaciones del portavoz de la Promoción, alcanzaron tal magnitud que, siendo moderado, se podría calificar de considerable, por ello, enseguida se unieron a los postulados de la carta, aún con otra redacción, otra Promoción, la XXIII, esta vez de la Academia General Militar con setenta y cuatro ciudadanos en la misma situación de Retiro que los anteriores aviadores, que envió otra carta al Rey, lo que hizo que el eco de la primera fuera en aumento, eco que llegó a una Asociación de Militares Retirados que elaboró una especie de Manifiesto en el que se inscribían esencialmente los mismos postulados de la primera carta, adhiriéndose al mismo hasta setecientos cincuenta ciudadanos, otrora militares, número que se quedó corto porque los dirigentes de esa Asociación, al parecer decidieron no inscribir más adherentes.


Con cerca de mil personas clamando al Rey, los poderes comunistas que nos gobiernan y que están en todo, no tuvieron más remedio que opacar el éxito de las epístolas, por lo que buscaron en el zurrón de las interioridades privadas y encontraron un despreciable sujeto, compañero de Promoción de los de la carta del General, que iluminó a la secta gobernante en las barbaridades que a diario en privado expresan muchos ciudadanos, aún a sabiendas de que son expresiones tronantes, pero sin la mayor relevancia fáctica, lo que sirvió de palanca no para parar la carta, ya que con lo expresado en ella comulga la mayoría aplastante de la ciudadanía, sino para señalar a algún culpable e indecentemente manifestar que los integrantes en la conversación privada, eran poco menos que golpistas.

"¿Se puede pensar que antepondrían la imparcialidad y la neutralidad imprescindible para el equilibrio de la Justicia delante de su ideario rabiosamente sectario?

Se inició entonces una campaña de desprestigio contra alguno de los civiles incluidos en un chat privado, liderada por el despreciable sujeto, que cual tonadillera, apareció en los medios periodísticos afines y emisoras de televisión más cutres y poco respetables del país, como todo lo que tiene que ver con el fenómeno podemita, acusando a compañeros sin motivo alguno, pues hasta ese momento consideraban que siempre había estado medio loco, pero no despreciable, ya que le habían expulsado del Ejército y a punto estuvo de que le volvieran a despedir en su posterior singladura civil, lo que no ocurrió gracias a otro compañero de Promoción. La fecha de la filtración no fue casual al coincidir con el pacto del Gobierno comunista por los Presupuestos, con ERC y BILDU. A esa indecente campaña se unió la ministro de Defensa, la señorita Margarita Robles, que ha tenido la ocurrencia, siendo magistrada de carrera, aunque mucho más proclive a la carrera política en la siniestra, de solicitar un informe a la Fiscalía General del Estado sobre la conversación privada de un grupo de ciudadanos civiles, sobre los que no tiene jurisdicción alguna, por si en la conversación privada de algunos de los conversadores en el “chat” hubiera indicios de delito. Si en lugar de aviadores retirados del Ejército del Aire hubieran sido ingenieros de minas jubilados, el ministro de Economía ¿hubiera pedido un informe a la Fiscalía General del Estado?

Los unos y los otros tienen los mismos derechos, lo que algunos, por muchos gritos que den, no entienden. Y es que en este preludio de Régimen comunista se trata de amedrentar, de tener al Rey, a los Jueces y al Ejército, asustados, para que ellos, los comunistas, puedan manipular e imponer sus leyes de emergencia, ya que no existe oposición y la poca que hay de la sociedad civil, con sus humos y artificios la intentan acallar. Probablemente, y dada la extrema parcialidad de la actual Fiscalía General del Estado, las investigaciones que tenga que realizar la Fiscalía Provincial de Madrid, aunque no lleguen a nada, podrían ser impulsadas a algún juzgado, ya que el humo y el ruido sirven para confundir a las personas y en esta clase de propaganda los actuales dirigentes son sobresalientes, por lo que los roedores, de nuevo irán a los medios a anunciar la nada. Si existen jueces sensatos en ese camino, la no admisión a trámite, es la justa solución.

Vayamos entonces al nudo gordiano del asunto, la carta al rey del General y sus compañeros que comienza así: “Preocupados por la situación de deterioro en que se encuentra nuestra Nación, a la que en su día juramos defender, nos dirigimos a S.M., con el mayor respeto para exponerle nuestras inquietudes, y reafirmar una vez más la total lealtad a nuestro Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas”. Vemos que no hay un problema con la Constitución teniendo en cuenta que esos ciudadanos ya están Retirados y tienen todos los derechos civiles plenos para dirigirse como cualquier otro ciudadano a su Monarca para exponerle sus preocupaciones.

"Majestad, estos integrantes de la XIX Promoción de la Academia General del Aire, hoy retirados y orgullosos de haber servido en los múltiples destinos dentro de nuestro Ejército del Aire, al que también y en acto de servicio muchos ofrecieron sus vidas, quieren estar a su lado para que sienta nuestro más sincero apoyo y nuestra profunda lealtad"

Sigamos: “Vemos con profunda preocupación Majestad, que un Gobierno que juró o prometió cumplir con la Constitución sea capaz de incumplir su juramento o promesa promoviendo cambios ajenos a los establecidos en la misma”. Esto es una llamada a la Constitución y es que, por ejemplo, los pactos presupuestarios entre los pactantes que dicen que “vienen a Madrid para destruir el orden constitucional” encuentra acomodo en ese párrafo, ¿verdad. Seguimos?, sea: ”El acoso al poder judicial, que mantiene el equilibrio con el resto de poderes en nuestra Monarquía parlamentaria, es otro motivo de alarma. El intento de reformar otra vez la Ley Orgánica del Poder Judicial con la intención de conformar un Consejo General del Poder Judicial que responda a una mayoría parlamentaria concreta y coyuntural, representa una grave amenaza para la separación de poderes ya que la acumulación de los mismos en uno solo, el Ejecutivo, aniquilaría de raíz nuestra democracia”. Este es un tema capital, el de la toma de la Justicia por el poder Ejecutivo, solo hay que imaginar las sentencias que producirían, en el caso de dejar la política, los jueces políticos, hoy ministros, como Robles, Marlasca y Campos, o la diputada juez podemita Rosell, o las acusaciones de la fiscal Delgado, ¿se puede pensar que antepondrían la imparcialidad y la neutralidad imprescindible para el equilibrio de la Justicia delante de su ideario rabiosamente sectario?, y como los que sin haber sido políticos, intentan politizar la Justicia, por ello es necesario que sean los propios jueces y magistrados los que elijan a sus pares. Pero continuemos con lo interesante: “Estamos por otro lado Señor muy decepcionados y ofendidos con las relaciones del Ejecutivo y ciertos partidos políticos que, habiendo manifestado el cumplimiento de la Constitución, son herencias de bandas terroristas autores de asesinatos entre ellos el de un compañero nuestro de Promoción asesinado por ETA; el acercamiento continuo del Gobierno a partidos cuyo objetivo es la separación de una parte del territorio de nuestra Patria, la imposibilidad de estudiar en español en regiones de España, lugar de nacimiento de muchos de nosotros y en general el incumplimiento de las vigentes leyes españolas en las citadas regiones”. Esto es sencilla y desgraciadamente una exposición de hechos que no puede rebatirse en modo alguno y que manifiesta el dolor de esas personas por la actitud del Gobierno comunista.



Y ya nos encontramos con el final epistolar: “Majestad, estos integrantes de la XIX Promoción de la Academia General del Aire, hoy retirados y orgullosos de haber servido en los múltiples destinos dentro de nuestro Ejército del Aire, al que también y en acto de servicio muchos ofrecieron sus vidas, quieren estar a su lado para que sienta nuestro más sincero apoyo y nuestra profunda lealtad” lo que es una despedida cortés y un ofrecimiento leal y de apoyo al Monarca de los adheridos a la carta de esa Promoción. Esto es lo que ha firmado el General y de lo que es responsable junto sus compañeros, ninguno de ellos expulsado del Ejército, los que eligieron voluntariamente otro camino, lo hicieron con la cabeza muy alta. No es de extrañar que cerca de mil ciudadanos se hayan adherido a semejante carta y muchos otros se hayan sentido protegidos por lo expuesto en esa carta ante el Rey. ¿Entonces por qué tanto ruido si la carta entra dentro de la más exquisita ortodoxia constitucional y lo citado privadamente en el chat no tiene relación alguna con la carta y son exabruptos particulares sin base alguna? Pues porque esa carta y el apoyo que ha tenido ha hecho mucho daño al Ejecutivo y este Ejecutivo que maneja extraordinariamente bien los medios ha orquestado unos fuegos artificiales para que no se hable de las traiciones y barbaridades que se están cometiendo como el pacto presupuestario con los sucesores políticos de los terroristas y los separatistas vascos y catalanes y toda la corte de atrocidades como la Ley de la Enseñanza, la supresión del español, las leyes de Género, la de Eutanasia, la de Memoria histórica, el ministerio de la verdad y han encontrado a un pobre hombre, que se ha ofrecido cual mamporrero esperando alguna prebenda más pronto que tarde, lo que demuestra el tamaño de la grandeza de su alma cobarde y de ser despreciable, desvelando los exabruptos que privadamente algunos sueltan y envolviendo la ortodoxia de la carta pública con los exabruptos dichos privadamente.

"Con motivo de la celebración de la última Pascua Militar, el Rey apeló al respeto a la Constitución que deben tanto civiles como militares, sin hacer mención alguna a conversaciones privadas, como deseaba el comunismo gobernante"

Con motivo de la celebración de la última Pascua Militar, el Rey apeló al respeto a la Constitución que deben tanto civiles como militares, sin hacer mención alguna a conversaciones privadas, como deseaba el comunismo gobernante. Sin embargo la ministro de Defensa, la señorita Margarita Robles, en plan boba solemne y saliendo rabiosamente de su papel de gestora de la Defensa para hacer méritos frente a los podemitas, atacó a un grupo de civiles, otrora militares, sobre los que no tiene jurisdicción alguna y habló del desprestigio que un grupo de ciudadanos ocasionan a las fuerzas armadas con un chat privado; eso señora ministro es pura gaseosa, y usted de no ser necia lo sabe perfectamente, sin embargo la expulsión de las Fuerzas Armadas del Cuartel de Loyola en San Sebastián, gracias a usted, o la vergüenza del rescate del Alakrana, con una fragata de la Armada en el escenario con pago previo del rescate y la huida de los piratas, gracias a su compadre podemita, o la no defensa de las aguas territoriales españolas en Canarias y el Estrecho debido a los decretos marroquíes, también gracias a usted y a su compañera en Exteriores, o la prohibición de entrada de las FF.AA en determinadas regiones de España con el simple fin de higienizar las residencias de ancianos, también gracias a su gracia, o su callada por respuesta cuando líderes autonómicos de País Vasco, Navarra y Cataluña piden la expulsión del Ejército, eso actos y conductas sí que desprestigian a las FF. AA, gracias a su falta de autoridad.

Dijo usted que “Nadie tiene el derecho a perjudicar el prestigio de las FF.AA”, usted la primera, y no cuando, en privado, se dicen exabruptos absurdos. Usted ministro no ha hablado para nada de los verdaderos problemas que aquejan a los militares, porque los militares ante la política constitucional deben permanecer obedientes, respetuosos y neutrales, pero no pasivos ante el rompimiento de la unidad de España.

Gracias General por haber firmado esa carta, aunque el destinatario no conteste.




TENIENTE CORONEL INTERPRETA EL AHLLELUJAH DE COHEN.

El teniente coronel interpreta el Hallelujah de Cohen en el acto por los militares caídos en la pandemia. Enseñat, el teniente coronel que c...